Pechuga de pollo

Es ideal para sustituir el embutido y tomar en el desayuno, en una ensalada, de aperitivo,…

Ingredientes:

Una pechuga de pollo

Sal

Una cucharada de aceite de oliva

Especias (pimienta, orégano, tomillo,…)

Elaboración:

  1. Poner en una sartén la cucharada de aceite y poner a fuego fuerte.
  2. Cuando esté caliente poner la pechuga a dorar, por un lado y luego por el otro lado. Con esto conseguiremos sellarla y que no pierda sus jugos.
  3. Una vez dorada por los dos lados, agregamos un poco de sal por ambos lados. Bajamos el fuego y tapamos la sartén para que se cocine bien el interior de la pechuga.
  4. Pasados unos 10 minutos aproximadamente, pues depende del tamaño de la pechuga, apagamos el fuego y espolvoreamos con las especias. Tapamos y dejamos enfriar.
  5. Una vez fría la reservamos en un envase con tapadera o bien en un plato con papel film, para que no se reseque en la nevera.
  6. Ya tendremos lista la pechuga de pollo para tomar en un bocadillo o en una ensalada,…yo suelo cortarla en lonchas.
Biscottes con tomate, aceite y pollo (con orégano y pimienta negra)
Pan alemán con pollo, piña y sésamo negro

RECETAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.